11 abril 2012

Los recortes paralizan el proyecto de la vía verde del tren Alcoy-Gandia


Artículo de INFORMACIÓN:

M. VILAPLANA
Ciclistas transitando por la Vía Verde del Serpis

Los recortes económicos que imperan en la actual situación de crisis económica han paralizado el proyecto de la vía verde del antiguo tren Alcoy-Gandia. Las administraciones han ignorado hasta la fecha las solicitudes de ayudas planteadas por los 12 municipios involucrados en la iniciativa, y que pretenden acondicionar el trazado a través de una inversión cercana a los 10 millones de euros.
Tal y como ha venido informando este diario, los 12 municipios por los que transitaba el antiguo ferrocarril Alcoy-Gandia vienen trabajando desde hace años para acondicionar este trazado y promocionarlo a nivel turístico, aprovechando los atractivos paisajísticos y medioambientales de los parajes por los que discurre.
El conocido popularmente como "Xixarra" pasaba por los municipios alicantinos de Alcoy, Cocentaina, Muro, Gaianes, Beniarrés y L'Orxa, y los valencianos de Villalonga, Potries, Beniflà, Beniarjó, Almoines y Gandia. El tren atravesaba paisajes singulares y de alto valor natural, como es el caso del tramo comprendido entre L'Orxa y Villalonga, que discurre por impresionantes gargantas surcadas por el río Serpis.
Así las cosas, a principios de 2010 quedaba constituido un consorcio integrado por los 12 ayuntamientos, las diputaciones de Alicante y Valencia y la Generalitat, cuyo objetivo era impulsar las acciones necesarias para el acondicionamiento del trazado.
Para ello se disponía de un anteproyecto valorado en 10 millones de euros, que entre otras cuestiones contemplaba la recuperación de los puentes desmantelados tras el cierre de la línea ferroviaria.
La iniciativa fue presentada ante instituciones como el Ministerio de Fomento, la Diputación, la Generalitat e incluso la Unión Europea, con el objetivo de lograr financiación. Sin embargo, y según confirmaba el alcalde de Beniarrés, Luis Tomás, directivo del consorcio, "este es el momento en el que ni tan siquiera hemos obtenido contestación a nuestras solicitudes".
El proyecto de la vía verde, por tanto, se encuentra en estos momentos en punto muerto, y todo parece indicar que no va a prosperar al menos a corto plazo, dada la política de recortes y austeridad que están impulsando el conjunto de administraciones públicas.

Los ayuntamientos retomarán la iniciativa
Los ayuntamientos de los 12 municipios que integran el consorcio de la vía verde Alcoy-Gandia tienen previsto retomar las gestiones para la obtención de ayudas. El alcalde de Beniarrés, Luis Tomás, manifestaba ser consciente de la complicada coyuntura económica actual. "Ahora la preocupación de todos los ayuntamientos es la de cobrar las ayudas que se nos deben y mantener los servicios que prestamos a nuestros vecinos. De todas formas, vamos a insistir, porque estamos hablando de un proyecto que podría ser muy importante para todos los municipios a nivel de promoción turística y puesta en valor de nuestro territorio", apuntó.
Tomás, asimismo, resaltó que a lo largo de los últimos años "es mucho el trabajo que se ha hecho para llevar a cabo este proyecto, y no lo podemos tirar a la basura".
En este sentido, el consorcio tiene prevista la convocatoria de una reunión "para hablar con los nuevos alcaldes resultantes de las últimas elecciones municipales y plantearnos una reactivación de las gestiones ante las distintas administraciones a las que les solicitamos ayudas para acometer el proyecto".
Lo importante, en opinión de Tomás, "es que no se nos olvide y, si ahora no puede ser, al menos que nos tengan en cuenta para cuando la situación mejore". M. V.
Desde Vía Verde de Alcoi, mostramos nuestro apoyo moral hacia los municipios agrupados para el acondicionamiento de la Vía Verde del Serpis.

1 comentario: